13 de abril de 2018

Deepfakes y la inteligencia artificial


La inteligencia artificial está aún en una etapa embrionaria; una vida que se está creando y que está descubriendo hasta dónde puede llegar. No es sólo ella quien se autodescubre (sí, creo firmemente que antes o después la AI será consciente de su propio ser), sino también los humanos descubrimos que la AI es una forma de magia que permite convertir sueños en realidad.

No es falta de imaginación lo que nos ha marcado las barreras de lo posible, sino falta de medios y de tecnología. En pleno siglo XXI somos espectadores de dos carreras que creo que cambiarán los modelos de sociedad humanos de una forma que, hasta ahora, sólo contemplábamos en historias de ciencia ficción.

Las dos carreras son; inteligencia artificial y biotecnología.

En un mundo digital y global como en el que vivimos, si dejas volar tu imaginación, teniendo en mente que se desarrolle una verdadera AI con consciencia propia y la biotecnología nos permita transportar nuestros conocimiento y nuestras consciencias a servidores, sólo hace falta agitar muy ligeramente la coctelera para tener una distopía increíble, pero factible, en toda regla.

Sigo, alimentando la semilla de ese libro de ciencia ficción.



Os incluyo un vídeo sobre los montajes de vídeo que usan inteligencia artificial para cambiar caras y transportarlas a otros cuerpos, otras situaciones, con mensajes inventados,...(por coger ideas).




No hay comentarios:

Publicar un comentario