3 de mayo de 2017

Dese-Arte

Deseo que esgrime arte,
anhelando algún consuelo.
Como el agua busca el mar,
busco yo besar tu cuerpo.

Es mi memoria la guía,
de mi mano en tu cabello.
Vereda en piel tatuada
que dibuja mis recuerdos.

Aún en tinieblas, intuyo,
el brillo de los luceros.
Son el faro de mi noche,
hasta el altar de tu templo.

Y allí, en lo más sagrado,
siento opresión en el pecho
y el pulso ya desbocado.

Para el mundo soy un ciego,
que tan sólo ve los trazos
que dan color a tu cuerpo.

Eres el arte que emana
de la fuente del deseo;
Siddharta de los efebos,
Artemisa de las hadas.

Todo y Nada. Nada y Parte.
Y en el todo y en la nada,
no hago más que Dese-Arte.


Siddharta :: ‘aquel que alcanzó sus objetivos’ o ‘todo deseo ha sido satisfecho’


Sylvia García

No hay comentarios:

Publicar un comentario