17 de enero de 2013

Di NO a los productos transgénicos

Los cultivos transgénicos se han ido incorporando a la agricultura sin que haya una discusión o reflexión sobre el impacto de este tipo de semillas en nuestro hábitat, ni los efectos que este tipo de alimentos tendrán en nuestra salud.

Con un consentimiento que procede del desconocimiento más absoluto de cuáles son los efectos secundarios de los productos transgénicos, la sociedad no se pregunta ni se plantea hasta dónde llegan los productos transgénicos. ¿La barra de pan que compras está libre de transgénicos? ¿El chocolate? ¿la carne?...

Damos por hecho que seguimos comprando productos libres de transgénicos igual que hace 30 años y eso no es así. Los productos modificados genéticamente se han incorporado a nuestra cadena alimentaria sin nuestro consentimiento, nadie nos ha preguntado si estamos de acuerdo en que el trigo con que hacen nuestro pan sea transgénico, o si la carne que compramos ha sido alimentada con pienso de origen transgénico, o el azúcar, arroz, patatas....Lamentablemente casi todo lo que comemos, en mayor o menor medida contiene transgénicos.

Por eso, me ha parecido una iniciativa francamente buena el proyecto NON GMO (NO a los productos modificados genéticamente) que apuesta por empresas que certifican que ninguno de sus productos utiliza transgénicos. La ley debería imponer que todos los productos que contienen organismos modificados genéticamente, en algún punto de su cadena de producción, estuviesen marcados de forma clara para que el cliente pudiera evitar su compra, pero ya que la ley apoya los transgénicos y no sabemos qué compramos, seamos los clientes los que demandemos productos libres de transgénicos, apoyando con nuestra compra selectiva a las empresas que apuestan por un cultivo responsable y una alimentación sana.

Os dejo una conferencia de Vandana Shiva sobre el futuro de la alimentación y las semillas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario