31 de marzo de 2011

Tu trabaja.........que yo ya me lo gasto

No sé si alguno os habéis parado a pensar, cuánto dinero de lo que ingresáis por vuestro trabajo, termina en las arcas públicas.

Yo empecé a hacer el cálculo, viendo que cada día tengo menos poder adquisitivo. Para no enrollarme os lo resumo en una tabla:


Pagamos al Estado entre el 54,4% y el 75,4% de lo que ganamos. ¡¡¡¡Increible!!! Riéte tu del diezmo.

Para explicar la tabla:
  • La primera columna son los límites de los tramos de IRPF que marca el gobierno para aplicar una retención u otra.
  • La segunda es ese importe pasado a mensual (contando con 12 pagas, es decir sin extraordinarias).
  • En la tercera columna he tomado un salario bruto medio dentro de cada tramo y lo he dividido entre 12 para pasarlo a mensual. Los salarios medios que cojo para que cada uno se ubique en su tramo, son:
    • 14.500€
    • 22.000€
    • 42.000€
    • 90.000€
    • 110.000€
  • La columna del IRPF es la de las tablas aprobadas por el gobierno para el 2010.
  • La quinta y sexta columna es lo que se retiene en la nómina en dos conceptos de seguridad social.
  • La séptima es el IVA. No lo pongo como 18%, porque algunas cosas que compramos llevan el 4% y otras el 7%, así que lo dejo en 14% (tiene más peso en nuestras compras lo que está gravado al 18 que lo que está al 4%)
  • En impuestos indirectos me hago un cálculo a ojo. Hay algunos que son muy altos y otros más moderados, así que lo cifro en un 10% de lo que consumimos (impuestos sobre gasolina, tabaco, alcohol, IBI, IVT, impuesto de transmisiones, de sucesiones, de recogida de basuras,  patrimonio, agua….).
Sobre un salario tipo de 14.500€, el gobierno se va llevando su parte de la nómina en directo,  de lo que adquirimos, de lo que vendemos, de lo que usamos y ya es nuestro, de lo que era de nuestros padres y ya fue gravado, pero que vuelven a grabar para que pase a sus herederos legítimos, del agua (bien común donde los haya)....

Sumado: 24% (IRPF)+(4,7%+1,7%) (SS) + 14% (IVA) + 10% (Impuestos indirectos) = 54,4%

Como veis, el españolito de a pie le da al Estado entre la mitad y las tres cuartas partes de su salario, que llevado a horas de trabajo, supone que de una jornada de 40 horas semanales, entre 20 y 30 horas son para sostener el Estado y lo que sobra, es para nosotros.

Con semejante carga impositiva, el Estado, no debería ser papá-estado, sino reyes magos-estado. Deberíamos tener cubiertas todas las necesidades comunes con unos niveles de calidad altísimos. La educación pública debería ser ejemplar, la sanidad igual, las infraestructuras, el acceso a los medicamentos........pero en lugar de obtener servicios públicos de calidad, obtenemos servicios en muchos casos deficientes y con un nivel de manipulación estatal tan alto, que una gran parte de los ciudadanos optan por contratar los mismos servicios, pero en el ámbito privado.

¿En qué se emplea nuestro dinero?, ¿cómo puede ser que el estado sea deficitario? No veo otra respuesta que no sea DISPENDIO CORRUPCION. Tenemos cuatro niveles de gobierno: el central, el autonómico, el municipal y el europeo. El sistema no sólo ha sabido perpetuarse, sino que además ha conseguido extender sus privilegios a los amigos, familia y favores debidos, creando una supraestructura gubernamental que lejos de prestar servicios a la comunidad, presta servicios y una forma de vida muy cómoda a una élite política, que bajo el amparo de las corporaciones, goza de un tren de vida, digno de los antiguos reyezuelos, dictadores o señores de la guerra.

Si un grupo de presión ataca al sistema, el primer intento será el de comprarle e imbuirle dentro del sistema, para que una vez atrapado en los tentáculos de la corrupción y el dinero fácil, no suponga nunca más una posible amenaza. Si esta táctica no funciona el grupo de presión, se convierte en un enemigo a batir, para lo que el Gobierno utilizará desde su brazo legislativo, hasta su brazo militar, pasando por supuesto, con una campaña de descrédito desde sus manejados medios.

Nos roban a manos llenas, con nuestros consentimiento. Lejos de destinar los impuestos a mejorar la vida en la comunidad/país, destinan gran parte de nuestros impuestos a enriquecerse y a legislar a favor de las grandes corporaciones, que son las que en realidad gobiernan, dictan las leyes y modelan el sistema. Las grandes corporaciones legitiman al gobierno y el gobierno legitima las malas artas de muchas multinacionales, y ambos alienan a la sociedad para que consuma, trabaje, consuma, pague sus tributos, y vuelva a trabajar y a consumir y siga pagando tributos por moverse, por respirar, por relajarse, …......por existir, por morir.

Un ciudadano responsable, es un ciudadano que trabaja, que es un ejemplo para sus hijos, que no piensa demasiado, que no se queja, que acata las normas, desprecia el pensamiento alternativo y que quiere todas las comodidades que nuestra tecnificada sociedad le brinda, y las quiere ya y con variedad.

Deberíamos plantearnos muy seriamente, dónde nos lleva un sistema, en el que nuestra vida está consagrada a pagar al Estado y sostener la producción ilimitada de las grandes corporaciones, que con nuestro consentimiento y nuestro consumo, están esquilmando los recursos y los bienes comunes, patrimonio de la Humanidad.


TU TRABAJA.....QUE YO YA ME LO GASTO.........NO GRACIAS


Yo prefiero no trabajar para ese sistema, no quiero financiar la corrupción y el dispendio. No quiero consumir cual poseso y no quiero que mi voto legitime todo ese tinglado.

Leer entrada completa en Venturada Libre.


26 Septiembre 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario