1 de marzo de 2010

Tiana y el sapo y Percy Jackson

Las últimas dos películas que he ido a ver al cine, han vuelto a ser infantiles, aunque una más que otra. La de Percy Jackson está bien, sobre todo para repasar un poco la mitología griega, que aunque siempre ha sido fuente de inspiración en la literatura y cine fantástico, en esta película no es inspiración, sino parte del argumento. Es entretenida, tiene unos buenos efectos especiales, y sigue una estructura que a través de las ya seis películas de Harry Potter, ha demostrados ser taquillera.

La otra es más infantil, Tiana y el sapo. Disney ha decidio volver a sus orígenes y hacer de nuevo un verdadero cuento de hadas, pero con la contaminación de sus últimas películas, han intentado hacer un cuento con excesivo recado, moraleja o como cada uno lo quiera llamar. Una moraleja que no entienden los más pequeños y que no llega a los más mayores. Aun así es bonita y se agradece ver cine de animación clásico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario