2 de marzo de 2010

Reflexiones

Juzgar tus acciones como buenas, te lleva a la falsa necesidad de no defraudar a los demás.

Juzgar tus acciones como malas, te lleva al destructivo sentimiento de culpa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario