23 de marzo de 2010

El culebrón de Google continúa

No sé si recordáis, que Google, junto con otras grandes empresas americanas, publicó que había sido víctima de ataques hackers organizados desde China entre los meses de Diciembre y Enero. Este fue el motivo de firmar un acuerdo con la NSA (National Security Agency) para descubrir el origen de los ataques y colaborar en la erradicación de este tipo de "terrorismo".

Desde entonces y siguiendo directrices del Gobierno americano (al menos es mi opinión), Google ha variado su política en China, y después de años de servir resultados censurados, tal y como exige el gobierno Chino, ha abogado por abrir el resultado de sus servicios de búsqueda para que la población China pueda tener acceso a una Internet libre, motivo por el que durante estos últimos meses ha mantenido entrevistas y reuniones con distintos ministros chinos con el fin de llegar a un acuerdo sobre el nivel de censura a aplicar en su servicio.

A falta de un acuerdo, Google publicaba ayer en su blog oficial, que dejaba de censurar el resultado de las búsquedas en su servicio en China (google.cn) y que redirigía las búsquedas a su site en Hong Kong (google.com.hk), para que el resultado de las búsquedas de los usuarios fuese LIBRE y sin censura.

Hasta aquí la actitud de Google es intachable. Sin embargo el culebrón no queda en un asunto de tu me hackeas, yo levanto la censura en mi servicio, sino que va mucho más allá, cuando metemos en el juego al gobierno americano, que ¿qué pinta aquí?, pues como casi siempre, está por una cuestión de dinero y poder. Dinero que han pedido prestado y no pueden devolver, y poder que está perdiendo y tiene que intentar recuperar cuánto antes y usando las armas que tienen a su disposición, entre las que está Google, desde que allá por Enero firmara el acuerdo de colaboración con la NSA.

El dinero prestado fue a parar a costear la guerra de Iraq y Afganistan, que se financió a través de la emisión de deuda pública americana, comprada en su mayoría por China. Los vencimientos llegarán en breve y hay que novar la deuda, para lo que China tiene que estar contenta y decidir que la nova sin pedir nada a cambio (que mira que me extrañaría que fuese así de fácil), o USA tiene que tener un as bajo la manga que facilite la cooperación del gigante asiático.

¿Cooperación por reinstaurar la censura? ¿Presión desde Google para novar la deuda americana que tiene China? Todo un culebrón que se resolverá en los próximos meses.

Mi opinión es que en unos meses Google y China llegarán a un acuerdo por el que Google vuelve a restaurar su servicio en China, con algo menos de censura de lo que ha tenido hasta la fecha. El gobierno chino queda encima del burro y su imagen hacia su pueblo no se ve perjudicada, y a cambio, China novará la deuda con USA, con todo el tejemaneje político, diplomático y financiero en el que yo, claramente me pierdo.

2 comentarios:

  1. Sabéis que ayer alguien compró un millón de acciones de Google a 544$ la acción, para después cambiar de manos? serán los chinos?

    ResponderEliminar