17 de diciembre de 2009

Filipinas y Ferdinand Dimadura

De todos los países que he visitado, Filipinas es con diferencia el más pobre (Africa negra la tengo sin explorar). Una de las imágenes que más me ha impactado, indignado y avergonzado como parte de la sociedad en la que todos vivimos, la vi allí, en una gasolinera, donde se exhibían, desnudos de cintura para abajo, a unos diez niños. La respuesta de los lugareños a los que pregunté, no pudo ser más clara: "El turismo sexual deja mucho dinero y los niños gustan".

La gente allí es pobre, muy pobre, y los niños además de no estar escolarizados, no cuentan con unas medidas higiénico-sanitarias mínimas, por no hablar de unos derechos básicos. La mayoría andan por las calles en grupos, intentando conseguir la comida de ese día, para ellos, y si pueden para alguno más de su familia.

Hace poco vi este corto del director filipino Ferdinand Dimadura. Está basado en hechos reales de la vida en Filipinas. Sólo dura seis minutos. Si los tenéis, vedlo.





2 comentarios:

  1. Que dura realidad y que ajenos somos a ella

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Ferdinand Dimadura por "descorrer el tupido velo" y mostrarnos esa verdad tan tremenda y terrible. Es muy injusto la barbaridad de comida que desechamos, el despilfarro, el consumismo exacerbado, y la deshumanización generalizada que nos arrastra a todos. Rezo para que seamos mejores.

    ResponderEliminar