16 de noviembre de 2009

2012


Vi el trailer en mi última incursión cinematográfica, y dije: 'Esta la tengo que ver. Aquí se han dejado pasta'. Así que el Viernes, el mismo día del estreno, me fui a comprar entradas por la mañana, no solo para los Peis, sino para otros cuatro amigos más que arrastré en esta locura.


¡¡¡¡ Qué mala es !!!! El aburrimiento y posterior mosqueo empezó en el minuto 5. Es una película propagandística, previsible, con malos guiones, unos efectos especiales que parecen de parque temático, y encima, como lo más natural, los políticos de turno deciden sobrevivir ante el fin del mundo, sin mover un dedo por el resto de la humanidad y se supone que son los guays por salvar lo que quedará después de la apocalipsis final.

Me superó con creces. Si pensasteis que Independence day era mala, ésta es aun peor.

Y ya, ya sé que esto me pasa por ir a ver americanadas, pero las de sci-fi que están bien hechas están muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario