20 de julio de 2009

Viaje alucinante


La película la había visto varias veces, y como suele ocurrir con todas las adaptaciones a la gran pantalla, el libro es infinitamente mejor. Divertido, ameno, de fácil y rápida lectura, nos lleva por el interior de nuestra desconocida naturaleza, presentando el cuerpo humano como un auténtico parque temático. Tanto que te hace pensar, si como en tantas otras ocasiones, tendremos la suerte y el placer, de que la ciencia ficción, omita el adjetivo y se convierta sólo en ciencia, para disfrutar de avances tan increíbles, como en su momento ocurriese con Julio Verne y su submarino o el, en estos días, tan comentado viaje a la luna.

Asimov es un valor seguro, nunca defrauda y siempre sorprende, y eso que en este libro, él trabajó sobre la obra de otros dos autores, padres del argumento del libro original, que fue revisado y retocado por Asimov, para la adaptación cinematográfica y para evitar “intolerables inconsistencias científicas”.

A pesar de ser un buen libro, Asimov no quedó satisfecho con la obra, y años más tarde escribió “Viaje Alucinante II. Destino cerebro”. Otro más para apuntar a la lista de lectura.

Autor: Isaac Asimov
Nº pag: 239

No hay comentarios:

Publicar un comentario