27 de marzo de 2009

El plan Pickens


Erase una vez un chaval que nació en el estado de Oklahoma, un estado perdido de una gran nación. Nació justo antes de la gran depresión, en el año 28 del siglo pasado. De familia humilde. Su padre trabajaba en la industria del petróleo y su madre fue una de las que administró el racionamiento de gasolina y otras mercancías, en su estado natal, durante la II Guerra mundial.

Cuando aun era joven su familia se trasladó a Texas y fue allí donde obtuvo su primer título universitario, en geología. Empezó primero a trabajar para empresas de prospección petrolífera y a los pocos años, con tan sólo 26, fundó su propia empresa de prospección. Esa empresa creció, compró, se fusionó, y diez años más tarde saldría a cotizar en bolsa bajo el nombre de “Mesa Petroleum”, que ya no hacía sólo prospección, sino que se convirtió en una de las mayores empresas petrolíferas y de extracción de gas de todo Estados Unidos.


Pickens también creció y su fortuna mucho más. Durante tiempo fue devoto defensor de los republicanos y apoyó abiertamente sus campañas con donaciones millonarias, pero algo pasó, allá por el año 2.004, que Pickens decidió cambiar su rumbo, no apoyar más, al menos abiertamente, campañas republicanas, y de ser uno de los magnates del petróleo de USA, empezó a defender a ultranza las energías renovables.


Este cambio de rumbo, terminó cristalizando en “El plan Pickens”, que tiene bastante que ver, con la propuesta del actual gobierno de Obama. Hay dos puntos de partida:


1.- Estados Unidos sufre una grave crisis económica

2.- Estados Unidos importa el 70% del petróleo que consume y supone que en los próximos 10 años, saldrán de Estados Unidos hacia los países productores de petróleo (muchos de ellos en la lista de los “non gratos”) 10 trillones de dólares americanos....


.... y volvemos al punto uno. USA está en crisis y nos dedicamos a destrozar nuestra balanza comercial, dando dinero al enemigo.


Con estas dos premisas, el planteamiento es simple. Dejemos de pagar a otros países para que nos suministren la energía que nuestro gran país necesita, e invirtamos para que esa energía que necesitamos (el 25% de la demanda mundial de petróleo procede de Estados Unidos, que representa un 4% de la población mundial) esté producida en nuestro país, con nuestros recursos, y genere riqueza aquí, y no allí.


Al enemigo, ni agua.


Si a esto le damos un baño verde, y tenemos en cuenta que hemos alcanzado el
famoso pico de Hubbert y que de algún sitio habrá que sacar la energía, y parece que lo verde pita, pues el plan sale casi de corrido:


1.- Generar un industria de energía verde que cree puestos de trabajo para los americanos y que abastezca al menos el 22% de la energía necesaria a USA, a partir de las energías renovables.

2.- Crear la red de transporte eléctrico inteligente, digital, electrónica, tope siglo XXI, de la que hasta Google habla y hace ensayos (la famosa smart grid, que por cierto la nuestra en España es relativamente buena, gestionada por REE)

3.- Subvencionar la eficiencia energética en los hogares de los americanos (aislamiento, eficiencia energética....) en la línea del post que publiqué del “Tipo de interés=Nivel de eficiencia energética

4.- Usar el gas natural extraído en USA (por empresas como la suya, la de Pickens, entre otras) para sustituir el uso de petróleo extranjero en el transporte.


Y no es que el plan me parezca mal, aunque el punto cuarto cante por soleares (y aun así haya que reconer el mérito a una iniciativa privada, en la que Pickens lleva mucho invertido). Muy al contrario me parece excelente que un país tome medidas para impulsar su economía y tener menos dependencia del extranjero. Es encomiable que no sólo el Gobierno plantee soluciones, sino que haya iniciativas privadas proponiendo medidas y planes de reactivación. Me parece magnífico que en menos de tres meses de gobierno, Obama haya sido capaz de aprobar el “Stimulus Pack” y me parece increíble, y me descubro, ante cómo las empresas americanas (inversores, entrepeneurs, empresarios, capital riesgo, ángeles y demás figuras), se están mobilizando, amparadas en el paquete de ayudas al mundo energético, creando un boom de start-ups y de tejido empresarial, que ríete tu, del boom de las “punto com”.


Lo mejor del plan Pickens es la información mensual sobre el nivel de importación de petróleo de USA y su capacidad de lobby. Si esa transparencia existiese en otros temas, como las emisiones de CO2, porcentajes de consumo de energía, reservas disponibles de recursos naturales, niveles y ratio de desforestación, número personas que mueren de hambre o están esclavizadas, dónde y pórque, relación con el PIB de su país, lo mismo con las personas que no tienen acceso a agua potable, datos sobre el volumen de exportación e importación de armamento, quién vende a quién, y a quién se revende.... Si tuviésemos toda esa información al alcance de la mano, ordenada, con gráficos, como los de la página de Pickens sobre la importación de petróleo, sería más fácil tomar decisiones. Sería más fácil concienciar a la sociedad y creo y espero que sería imposible que no tomásemos YA, las medidas necesarias para ir hacia un modelo de sostenibilidad en nuestro planeta.


La crisis económica se acentúa, el precio de las materias primas sube, incluido al fin el del petróleo. Los capitales están migrando del papel al oro, a los diamantes y a valores seguros, y entre tanto la brecha hacia la sostenibilidad se abre más y más. Y por si fuera poco, en España nuestro Gobierno se sigue dedicando a deshojar la margarita y algo tan sencillo como es copiar políticas externas que podrían tener una aplicación y resultados factibles en nuestro país, ni se plantean, ni se discuten.


¿Cuál es la dependencia energética de España? (según el Ministerio de Industria, en petróleo, la práctica totalidad, eso debe ser un 99,9% de nuestro consumo, y el consumo de petróleo supone casi el 50% de nuestra necesidad de energía primaria)


¿Cuánto nos gastamos en importar gas, petróleo y energía generada en las centrales nucleares de países vecinos?


Los datos están diseminados y las fuentes se contradicen, pero intentaré recopilarlos para mi siguiente entrada.

5 comentarios:

  1. De acuerdo en el fondo del tema. Está claro que debemos ir hacia un modelo sostenible. No es tonto el Pickers.
    Lo de la información es una verdad como un templo. ¡Ya quisieramos! ¡Cuantos ojos abriría y cuantas conciencias despertaría!
    La única discrepancia la pongo en la connotación de proteccionismo que se deja entrever. Es bueno equilibrar la balanza exterior, pero no debemos dejar de consumir petroleo por restar ingresos a esos paises, sino por todos los demás motivos.

    ResponderEliminar
  2. por cierto, me han gustado mucho la entrada y las reflexiones

    ResponderEliminar
  3. lo del proteccionismo porque es? por lo de al enemigo, ni agua? es en tono irónico, porque en común de los yankis, si que piensa así, y gran parte del plan Obama, pickens y demás planes de rescate se basan en el patriotismo americano con claros tintes proteccionistas por los que no tienen el más mínimo reparo en gravar con fuertes aranceles productos que vienen de fuera y evitar la salida de capital reduciendo la importación. Para mi es un modelo, que siempre que sigamos teniendo entre ceja y ceja las fronteras, y el viva yo y mi pueblo, considero que no es del todo malo. Es lo que tiene ir con la boina calada ;)

    ResponderEliminar
  4. Bueno, por no enrrollarme, estoy seguro que estas de acuerdo en que el proteccionismo sera posiblemente el mayor mal de nuestro sistema, que condena a los pobres a serlo eternamente y nos "protege".
    Por cierto he visto algunas pelis chulas ultimamente. A ver si un día te vienes con un disco duro y te lo dejo petao. Al hilo del tema tienes que ver "Zohan, licencia para peinar". Noooo, es broma ;-). La que tienes que ver es "Batalla en Seattle".

    ResponderEliminar
  5. pues si. a ver que día nos subimos a vuestra casa y me vuelvo equipada.

    ResponderEliminar