28 de febrero de 2009

Adiós al Facebook


En el último mes, he de reconocer, que entre Facebook, Google y Gmail, he empezado a sentir el aliento del gran hermano en mi nuca, el gran hermano que cada día va ganando terreno a nuestra intimidad y a nuestra privacidad.  


Todos son servicios útiles y gratuitos, y al final, nos decimos, que el bombardeo de publicidad no solicitada, el dudoso uso de nuestros datos, las macro bases de datos al servicio de los gobiernos (en especial el americano que ha legislado mucho sobre este tema)...todo es justificable porque al fin y al cabo no pagamos el servicio.

Son modelos de negocio en los que las empresas compran nuestros datos privados a cambio de un servicio gratuito, para después revender esos datos al mejor postor. Facebook, myspace, tuenti, Gmail, son todos ejemplos de estos modelos de negocio.

En televisión, prensa o en radio, medios que nos son interactivos, la venta de publicidad se basaba en encuestas y estimación de audiencia y como mucho se segmentaba por áreas geográficas, pero nunca por individuos.

Internet ha dado una vuelta de tuerca a los modelos de negocio de los medios de comunicación, por que es el primer medio realmente interactivo, en el que se sabe quien está detrás, sus gustos, qué páginas visita, con qué frecuencia, las palabras que contienen sus mails privados, las fotos del fin de semana, con quién se relaciona....en fin muchísima información, que gestionada adecuadamente da a las empresas, propietarias de nuestra información digital, un inmenso poder y un perfil muy definido de cada uno de nosotros.

En la eterna búsqueda de optimizar las cuentas de resultados, estas empresas trabajan activamente sobre sus políticas de privacidad, y de vez en cuando se exceden. Es lo que pasó con Facebook a primeros de Febrero, que ni cortos ni perezosos, modificaron su anterior política de privacidad, ya bastante intrusiva, a esto:

"You hereby grant Facebook an irrevocable, perpetual, non-exclusive, transferable, fully paid, worldwide license (with the right to sublicense) to (a) use, copy, publish, stream, store, retain, publicly perform or display, transmit, scan, reformat, modify, edit, frame, translate, excerpt, adapt, create derivative works and distribute (through multiple tiers), any User Content you (i) Post on or in connection with the Facebook Service or the promotion thereof subject only to your privacy settings or (ii) enable a user to Post, including by offering a Share Link on your website and (b) to use your name, likeness and image for any purpose, including commercial or advertising, each of (a) and (b) on or in connection with the Facebook Service or the promotion thereof."

Me parece mucho más que excesivo. Me parece ilegal. Y atenta contra los derechos básicos de las personas, en concreto contra la privacidad y por ende contra nuestra libertad.

Por supuesto ante las bajas masivas del servicio, es decir pérdida de sus fuentes de datos gratuitas que luego venden al peso (175Millones de usuarios), recularon y volvieron a la política anterior, no sin decir, que es necesario un cambio en su política de privacidad y que trabajaran con sus abogados y con los usuarios, para conseguir una política adecuada para todos.

Deben de considerar que su rebaño es manso y dócil, y que aun a pesar de pasarse de frenada como lo han hecho, con que digan que lo sienten está todo solucionado. Como si ahora si que fuesen a trabajar con sus abogados, y en el cambio que hicieron el 4 de Febrero, no hubiesen intervenido grandes bufetes americanos para pasar a la política de privacidad que publicaron.

Yo no quiero ser del rebaño, así que decidí darme de baja, después de ir borrando uno a uno todos los contenidos que había subido, porque si te das de baja sin borrarlos, tus contenidos siguen ahí. Comprobado y confirmado.

Después de darme de baja intenté acceder con mi login y pass y "voilá" volví a acceder a mi cuenta sin ningún problema, tal cual la había dejado, con todos mis amigos de alta, y los 3 comentarios que no borré de unas fotos, aun publicados, bajo mi nombre. ¿No me había dado de baja? Parece que no, pero soy persistente, y volví a pedir mi baja, que sé que nunca llegará, porque su servicio no lo contempla.

Una baja es una baja total, no es dejar hibernada la información para su propio uso. Aunque claro está, las redes sociales se escudan en que si eliminan toda tu información están perjudicando a la comunidad. Mi comunidad no necesita mi información, porque yo ya no estoy, y a quien perjudican es a mí.

Y es que al final estos modelos de negocio tienen una máxima con sus usuarios, que no clientes, y es “además de put@ pones la cama”.

3 comentarios:

  1. ¿Gran hermano? Esta claro, pero hasta que punto estamos ya metidos sin siquiera saberlo.

    ResponderEliminar
  2. Hasta las trancas. Yo lo tengo cada día más claro, y no sólo por la info que pulula por internet, sino por toda nuestra información digital que está diseminada por miles de bases de datos (agencia tributaria, seguridad social, operadores de telefonía, planes de seguridad, y tantas y tantas otras) que hacen que un día como ayer, me llegue una revista rusa de decoración ¿? de donde se han sacado mi dirección?

    ResponderEliminar
  3. Hacía tanto que no entreba en Facebook, principalmente porque estaba harto de lo que yo llamo "aplicaciones spam", que hasta hoy no me di cuenta de que te habías borrado... en fin, al menos puedo seguir sabiendo de tí a través del blog... keep in touch (manolo guijarro)

    ResponderEliminar