15 de agosto de 2018

Biografía de un cuerpo

Mónica Rodríguez está imparable. Este año ganó el premio angular con este título, hace unas semanas se publicaba que le han concedido el premio Cervantes Chico 2018 y sigue acumulando reconocimiento y premios literarios, todos ellos sobradamente merecidos.

Biografía de un cuerpo es una de esas novelas en las que las palabras se entrelazan para formar una composición perfecta, uno de esos libros en que te encuentras releyendo una mismo párrafo por la belleza que transmite.

La adolescencia, esa época rebelde, de descubrimiento, de confrontación, de amistad, se dibuja a lo largo del libro bajo el estandarte del protagonista y sus amigos. Hace ya años de esa época en mi vida, pero Mónica ha conseguido, con este libro, trasladarme a aquellos años y ver reflejado el comportamiento de mis hijos en los protagonistas.

Un libro que recomiendo a jóvenes a partir de 15 o 16 años y también a los padres con hijos adolescentes.

Nºpags.:224

10 de junio de 2018

Vellosillo Dreams :: fondo de capital riesgo para innovación rural



Sabéis que llevo tiempo analizando y estudiando criterios de sostenibilidad que nos ayuden a dibujar un modelo que funcione mejor que el que hoy tenemos. También sabéis de mi pasión por Vellosillo. Para mí significa lo que para Escarlata O'Hara era la tierra roja de Tara; es mi lugar en el mundo, donde encuentro el equilibrio y donde recargo mi energía.

Y una cosa, sumada a la otra, junto a la pasión, energía e ilusión de Jorge y Ruth por convertir Vellosillo en un prototipo de innovación en sostenibilidad, nos ha llevado a crear Vellosillo Dreams; un fondo comunitario de capital riesgo cuyo objetivo es invertir en startups rurales, proyectos innovadores que se quieran desarrollar en el entorno rural, más en concreto en Vellosillo, con unas premisas básicas de sostenibilidad radical y resiliencia, unidos a calidad profesional y personal del emprendedor y a unos criterios de rentabilidad en el largo plazo.

Emprendemos esta aventura con la ilusión de tantos otros emprendimientos, que hemos realizado los tres, y con el conocimiento y la experiencia de más de veinte años a nuestras espaldas.

Espero poder compartir con vosotros muchas alegrías que vengan de Vellosillo Dreams. La primera, presentaros nuestro primer proyecto: Velosiellum, un proyecto de arqueología inmersiva con el que queremos recrear cuatro hábitats sobre cómo se vivía en Castilla durante la edad de hierro, la edad de bronce, la época romana y la época visigoda.

8 de junio de 2018

Narrativa transmedia



Me encanta ver que, en la feria del libro, cada año hay más casetas de infantil y juvenil donde, por deformación, o simple afición, me paro y me recreo viendo el tipo de libro que hay expuesto y escuchando los títulos por los que los chicos preguntan.

Me ha llamado muchísimo la atención  la reedición de toda la bibliografía de Enid Blyton. La verdad es que Editorial Juventud tiene un filón con la prolífera obra de esta gran escritora, sobre la que han hecho un trabajo de ilustración y maquetación, para las nuevas ediciones, francamente bueno. Reconozco que de pequeña me leí prácticamente todos sus libros y me ha encantado ver que vuelven con fuerza, cincuenta años más tarde.

Lo han intentado también con la colección de Celia, pero creo que sus historias se han quedado anticuadas para las niñas de hoy y esto me ha hecho reflexionar sobre los retos de adaptación de los escritores, a una sociedad que cambia a una velocidad de vértigo.

Durante siglos, los cuentos se transmitieron de forma oral, de padres a hijos, alrededor del fuego; formaban parte del acervo cultural de nuestra sociedad y hasta bien avanzada la edad media, se identifica la autoría de pocas obras.

El acceso a la educación, la imprenta, los viajes, la modernización, permite la aparición de muchísima obra escrita, igual que el gramófono potencia la creación musical, el cine la audiovisual e Internet, catapulta la creación digital anónima, en todos los ámbitos.

La creación distribuida atenta contra las grandes productoras de medios que, durante el siglo XX, monopolizaron los superventas en papel, cine y música. Ahora una persona cualquiera puede llegar a unas audiencias que incluso las grandes envidian e intentan captar, moviendo a los youtubers al papel, a los premios de literatura al cine o a los músicos a las series.

Las plataformas han dejado de ser estancas y la creación salta de una a otra, buscando alcanzar al mayor número de personas posibles y para conseguirlo, la creación muta y se transforma, con la premisa de que la creación sea distribuida y no se concentre en una sola plataforma, sino que alcance, de forma transversal y complementaria, al mayor número de entornos posibles y ahí, es donde entra la narrativa transmedia.

Un concepto que existe de siempre, pero sobre el que se está investigando desde hace unos años, para identificar las claves de la creación orientada a distintas plataformas-canales-mundos, no con conceptos reduntantes, sino de complementariedad.

Para esto lo primero que tenemos que aprender son las reglas de cada uno de los medios y cómo interactúan entre ellos, qué esperan los usuarios, cómo se consigue una experiencia positiva en cada plataforma, qué lleva a un consumidor, habitual de un medio, a dar el salto hacia otro y a resumen, entender cómo funciona este nuevo mundo multicapa, donde las capas no se colocan una encima de la otra, sino que se entrelazan e inteconectan en un espacio multidimensional que cambia con la interacción de cualquiera de sus partes.

Un mundo apasionante que presenta un reto descomunal para la creación del siglo XXI.

Os dejo una entrevita a Henry Jenkins, el máximo investigador de la narrativa transmedia.










27 de mayo de 2018

Engrama



Otro artículo que me ha parecido interesante para mi documentación en el libro de relatos cortos de ciencia ficción que he empezado, Uploading.

El primer relato Lollyrush explora una sociedad infantilizada en la que se infiltra, a través de un juego, una inteligencia artificial con conciencia propia.

El artículo de hoy habla sobre el engrama: Una estructura de interconexión neuronal estable. Tiene como efecto la activación en red de un sistema de neuronas, producida por efecto aferente de la excitación de las terminaciones del sistema nervioso en el medio interno o externo, de tal manera que, mediando o no un correlato psíquico, se estimula la activación de estructuras neuronales estables eferentes, engramas eferentes, que producen respuestas de regulación automáticas del organismo. Hay engramas no psíquicos, que se producen de manera inconsciente, y engramas psíquicos que son ejecutados mediante la actuación consciente del individuo.


Un equipo de investigadores norteamericanos ha logrado, por primera vez, transferir la memoria de un ser viviente a otro. El trabajo arroja luz sobre una de las cuestiones más intrigantes de la biología: ¿Cómo se almacenan los recuerdos?
En un artículo publicado hace apenas unos días en la revista eNeuro, un equipo dirigido por David Glanzman, de la Universidad de California, explica cómo ha conseguido llevar a cabo este intrigante experimento, para el que se utilizaron caracoles marinos de la especie Aplysia californica.
Lo primero que hicieron los investigadores fue «entrenar» a varios de estos moluscos para que exhibieran un reflejo defensivo cuando sus colas eran estimuladas por una suave corriente eléctrica. Un segundo grupo de caracoles, no entrenados, no mostraba ese reflejo.
Más tarde, y una vez firmemente establecido el reflejo defensivo, los caracoles «entrenados» fueron sacrificados para extirparles los ganglios abdominales. Acto seguido, los científicos extrajeron el ARN de las muestras y las inyectaron en los caracoles no entrenados y que, por tanto, no exhibían la misma reacción ante la corriente eléctrica.
El resultado fue que los caracoles que recibieron el nuevo ARN mostraron los mismos actos reflejos como respuesta a la estimulación eléctrica, y ello a pesar de no haber recibido ningún entrenamiento.

Tras la pista del engrama

Estos resultados son importantes porque proporcionan pistas sobre la naturaleza de lo que se conoce como el «engrama», una palabra que funciona de forma parecida al término «materia oscura», ya que denota algo que se sabe que existe pero de lo que poco o nada se conoce.
Engrama, en efecto, es la palabra que los científicos utilizan para referirse a la estructura cerebral que almacena físicamente la memoria a largo plazo, una especie de «disco duro» capaz de almacenar datos (como los de las computadoras), pero que hasta la fecha nadie ha conseguido localizar de forma concluyente.
La teoría más aceptada por los neurocientíficos es que la memoria a largo plazo está codificada en las sinapsis, las interfaces funcionales a través de las que las neuronas intercambian señales eléctricas o químicas.
El experimento de Glanzman y sus colegas, sin embargo, apunta a una posibilidad muy diferente. La memoria, en realidad, se almacena en el interior de los cuerpos celulares de las propias neuronas. Lo cual plantea la posibilidad de que el ARN tenga un papel importante en la formación de la memoria, una idea ya apuntada en otros estudios y que los nuevos experimentos con caracoles parecen respaldar.
En su artículo, Glanzman y su equipo afirman que sus resultados suscitan muchas nuevas preguntas sobre la forma en que la memoria se almacena y sobre la auténtica naturaleza del engrama. Pero dejan claro que la forma de almacenamiento no tiene que ver con las sinapsis, como se pensaba hasta ahora.