9 de enero de 2017

¿Qué puedes hacer en 1 acre, 4.000m2?






Everyone will have a different approach to keeping a self-sufficient homestead, and it’s unlikely that any two 1-acre farms will follow the same plan or methods or agree completely on how to homestead. Some people like cows; other people are afraid of them. Some people like goats; other people cannot keep them out of the garden. Some people will not slaughter animals and have to sell their surplus stock off to people who will kill them; others will not sell surplus stock off at all because they know that the animals will be killed; and still others will slaughter their own animals to provide their family with healthy meat.

For myself, on a 1-acre farm of good, well-drained land, I would keep a cow and a goat, a few pigs and maybe a dozen hens. The goat would provide me with milk when the cow was dry. I might keep two or more goats, in fact. I would have the dairy cow (a Jersey) to provide the pigs and me with milk. More importantly, I would keep her to provide heaps and heaps of lovely cow manure to increase my soil fertility, for in order to derive any sort of living from that 1 acre without the application of a lot of artificial fertilizer, it would have to be heavily manured.
Raising a Dairy Cow

Cow or no cow? The pros and cons are many and various for a self-sufficient homestead. In favor of raising a cow is the fact that nothing keeps the health of a family — and a farm — at a high level better than a dairy cow. If you and your children have ample good, fresh, unpasteurized, unadulterated dairy products, you will be well-positioned to be a healthy family. If your pigs and poultry get their share of the milk by-products, especially whey, they likely will be healthy, too. If your garden gets plenty of cow manure, your soil fertility will continuously increase, along with your yields.

On the other hand, the food that you buy in for this family cow will cost you hundreds of dollars each year. Compared with how much money you would spend on dairy products each year, the fresh milk supply from the cow plus the increased value of the eggs, poultry and pig meat that you will get, along with your ever-growing soil fertility, will quickly make a family cow a worthwhile investment. But a serious counter-consideration is that you will have to take on the responsibility of milking a cow. (For different milking plans and estimated savings, see Keep a Family Cow and Enjoy Delicious Milk, Cream, Cheese and More.) Milking a cow doesn’t take very long — perhaps eight minutes — and it’s very pleasant if you know how to do it and if she is a quiet, docile cow — but you will have to do it. Buying a dairy cow is a very important step, and you shouldn’t do it unless you do not intend to go away very much, or unless you can make arrangements for somebody else to take over your milking duties while you’re gone. So let’s plan our 1-acre farm on the assumption that we are going to keep a dairy cow.


+ info
by John Seymour

5 de diciembre de 2016

El principito y Emecé Editores

No sé cuántas veces me he leído este libro, ni siquiera sabía donde lo tenía después de tantas mudanzas, y de pronto hace una semana apareció de la nada, señal clara de que tenía que volver a leerlo.

Mi edición es de 1989, segunda edición de español, impresa en Argentina, por la editorial EMECÉ, por aquella época independiente, sin relación con Planeta.

Emecé Editores nació en Buenos Aires en 1939, mientras España sangraba aún por la guerra civil,  Argentina vivía una época dorada, en la que un grupo de exiliados gallegos, decidió crear una editorial que se haría con uno de los fondos editoriales más selectos del mundo. Emecé publicó a autores como Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Albert Camus, Franz Kafka, William Faulkner o Antoine de Saint-Exupéry.

Fue Emecé quien decidió traducir 'El principito' al español en 1951 y quienes lanzaron esta obra a nuestro mercado en 1989, con la creación, en Barcelona, de Emecé Editores España; semilla, después de la compra de Emecé por Planeta en el año 2000, de lo que hoy es la Editorial Salamandra.

'El principito' es un libro sencillo, sin pretensiones que por su mensaje y por la sencillez de cómo está escrito, se ha convertido en una referencia en la filosofía; la pérdida de la inoncencia, las personas grandes que venden su vida a causas que el principito no puede llegar a entender, como: el dinero, la vanidad, el hedonismo, el poder, el trabajo,... y a pesar de esa carga filosófica, realmente trascendental, es un libro que por su magia, su inocencia, fascina también a los niños. Pocas obras pueden jactarse de ser infantiles y haber conseguido el reconomiento que tiene 'El principito' en la literatura mundial y en la literatura filosófica.

Si aún no lo has leído, léelo, es uno de esos libros que viene bien leer cada cierto tiempo, para volver al mundo de la inocencia que dejamos atrás.


Nº pag: 93
Autor: Antoine de Saint-Exupéry

17 de noviembre de 2016

Omnia - Todo lo que puedas soñar.

Sigo haciendo incursiones en la literatura juvenil y reconozco que Laura Gallego, me encanta. Una escritora de literatura infantil y juvenil, con claros tintes fantásticos que ha sabido hacerse un hueco y trabajar un género difícil, pero tan gratificante como es, despertar la imaginación de los que están para entrar, o están ya de lleno en la adolescencia.

Omnia se aleja de ese mundo épico de personajes fantásticos que tan bien trabaja Laura Gallego, pero no abandona el mundo de ficción, lleno de personajes e historias paralelas a nuestra realidad.

Omnia es una isla donde existe todo lo que puedas soñar, una juguetería enorme, conectada con mundos de otras galaxias por tubos y puertas que dejan volar nuestra imaginación.

Un libro recomendable para niños de unos 10-12 años, aunque a mí, personalmente, me gustó más Mago por casualidad.


Nº pag.285
Autor: Laura Gallego

1 de noviembre de 2016

Mago por casualidad

Laura Gallego, dos veces premio Barco de Vapor, más de un millón de copias vendidas en España, su obra ha sido traducida a más de 16 idiomas... Su nombre nos debería sonar, no es JK Rowling, pero conseguir esas cifras de ventas en literatura juvenil epico-fantástica, tiene un mérito enorme.

En mago por casualidad, Laura da muestra de esa forma suya de escribir; fresca, divertida, llana, sencilla, un lenguaje perfectamente adaptado a la edad para la que escribe, una historia llena de imaginación, con toques de humor, ocurrencias de las que un niño tendría y giros, que hacen que te mantengas pegado a las páginas del libro.

Si aún no has leído nada de Laura Gallego, este puede ser un muy buen comienzo, para mí es un libro muy recomendable.

Nº pag: 189
Autora: Laura Gallego